LEMPIRA

LEMPIRA

EL SEÑOR DE LA SIERRA

Coraje, resistencia y pundonor. Es uno de los grandes héroes nacionales que siempre manifestó su amor entrañable por su raza, tierra, leyes y costumbres. 

Lempira era de origen Maya-Lenca y desde muy joven había dado muestras de gran valor y que puso a prueba en cientos de ocasiones. 

Es el personaje de un romance popular. Es de ayer, y tiene sin embargo el sello que imprimen los siglos, sello moderado por la fantasía de cientos de generaciones, escribió el guatemalteco Máximo Soto Hall sobre leyendas de héroes nacionales. 

Infundía respeto entre los suyos. Lempira luchó por defender a su pueblo de la esclavitud que los españoles habían establecido, para no perder su libertad y costumbres. 

Este guerrero instó en 1530 a su pueblo a luchar por defender sus ideales y no permitir ser humillados por los colonizadores, habiendo tantos bravos guerreros. 

Los españoles al darse cuenta del levantamiento indígena, de inmediato comenzaron a atacar, la guerra se prolongó por seis meses. 

``Pronto se vio sitiado por las gentes de Cáceres, quien por orden del gobernador Montejo venían a dominarlo. El capitán español creyó fácil la empresa, pero no tardó en reconocer su equívoco. El sitiado era fuerte, era algo más, previsor y astuto, era algo más, era patriota´´. 

Al darse cuenta que no podían vencer a Lempira, hundieron un vil plan, basado en la traición. Lempira cayó en la trampa ya que él era un hombre que no sabía de este tipo de artimañas; y así disparándole justo en la frente, el jefe guerrero rodó por la sierra llevando consigo las esperanzas de liberación de nuestra raza. 

El 20 de julio se ha decretado día de Lempira como una reverencia al indio heroico que supo morir en defensa de la libertad de su pueblo. La nación le honró nombrando con su nombre la moneda nacional.